Receta Buttercream Icing

Publicada en Publicada en Tartas Fondant

Hola a todos.

Hoy os traigo una receta nueva, “Buttercream Icing”, la versión americana de la crema Chantilly. Yo la utilizo principalmente para rellenar las tartas y para cubrirlas, antes de forrarlas con fondant. Ayuda a que la superficie de la tarta quede más lisa y quede mejor el acabado.

Yo suelo hacerla con margarina en lugar de mantequilla (por lo que debería llamarla “Margerinecream Icing”) porque, como ya os he contado en repetidas ocasiones, mi hijo es alérgico a la proteína de la leche de vaca. En teoría, da igual utilizar margarina o mantequilla. En mi opinión, queda mejor tanto de aspecto y consistencia como de sabor si se utiliza mantequilla.

¿Puede comprarse en lugar de hacerse en casa? Pues sí. Últimamente la he visto hasta en el Carrefour. Creo que la que venden es de Betty Crocker. Entonces, ¿para qué molestarse? Pues yo creo que hay bastantes motivos:

  1. Es carísima.
  2. Sólo tienen la de vainilla y, en raras ocasiones, la de chocolate.
  3. Lleva mantequilla por lo que, en mi caso y en el de otros muchos, no nos sirve.
  4. Es muy fácil de hacer.
  5. Ya que estamos, hagamos la gracia completa y que sea una tarta 100% casera.
Existen  mil recetas de buttercream. Voy a detallar la que suelo utilizar yo, pero cada uno que la adapte a sus gustos particulares. Es suficiente con respetar las proporciones más o menos. Cuando os pongáis a ello iréis viendo a ojo si os hace falta un poco más de esto o de aquello.

Ingredientes:

  • Mantequilla o margarina 115 g
  • Crisco 100g
  • Esencia de vainilla (incolora) concentrada 5 ml
  • azúcar glas 480 g
  • leche o corn syrup claro 30ml

Antes de empezar es fundamental que tanto la mantequilla ( o margarina) como el crisco estén a temperatura ambiente. ¡Hay que acordarse de sacarlo de la nevera! También hay que tamizar el azúcar. Ya sé que la preparación es un rollo pero, hacedme caso, el resultado es infinítamente mejor.

Un apunte antes de comenzar. El color resultante del icing que vamos a preparar es el que se ve arriba del todo. Es ligeramente amarillento. En las fotos que aparecen a continuación se ve amarillo porque están retocadas de forma que se apreciara lo más claramente posible las texturas que va adquiriendo la mezcla.

Empezamos:

  • Ponemos la mantequilla y el crisco en una mezcladora a velocidad media hasta que estén bien mezclados. Si me habéis hecho caso y estaban a temperatura ambiente, tardará unos 3 o 4 minutos.
  • Incorporamos la vainilla y mezclamos, también a velocidad media, un minuto aproximadamente. Yo utilizo la incolora porque, en mi opinión, no queda bien estéticamente con la esencia marrón. No obstante, ésta vale también, sobre todo si es la que se tiene a mano. El sabor no se ve afectado y con 5 ml es suficiente siempre y cuando se utilice el concentrado. Si la que se va a utilizar es la de la marca Vahiné, que es la más fácil de encontrar además de la más económica, hará falta añadir algo más de 5 ml porque muy concentrada no se puede decir que esté. Por cierto, yo hablo aquí de buttercream de vainilla porque es la típica y  el ingrediente que se suele tener más a mano pero puede darsele cualquier otro sabor . Se venden todo tipo de esencias concentradas, desde naranja, limón o fresa hasta piña colada. También queda riquísimo el de chocolate o de café.
  • Bajamos la velocidad de la mezcladora y vamos incorporando el azúcar poco a poco. Si se tiene una mezcladora con tapa, fenomenal. Si no, hay que añadir el azúcar en cantidades muy pequeñas y esperar hasta que se haya incorporado por completo antes de agregar más. De lo contrario acabaremos con una capa de azúcar glas estupenda sobre todas los muebles de la cocina (lo digo por experiencia).
4
1
2
3
5
6

  • Subimos la velocidad de la mezcladora (media-alta) y añadimos la leche. Yo no utilizo leche, lo sustituyo por light corn syrup o, como se le suele llamar aquí, “Karo”. He probado a utilizar leche de soja pero el resultado no ha sido óptimo. Si no tenéis las limitaciones que tengo yo en cuanto a los ingredientes, olvidaos del Karo, que como su nombre indica, lo es y mucho.
Pues ya está. Fácil, rápido y hecho a medida. No queda mucho más que contar. Sólo unos últimos consejos/apuntes:
  • Si se va a hacer de chocolate, recomiendo tamizar unos 40 g de cacao en polvo junto al azúcar glas y sustituir la leche por sirope de chocolate ( el de Hershey’s para mí es el mejor).
  • Si se va a hacer de fresa, lo mismo que antes pero con Nesquik de fresa y sirope de fresa.
  • Si se le va a añadir algún colorante, hay que hacerlo antes de agregar el azúcar glas.
Espero que os sirva esta receta. 
En estos días añadiré las imágenes que no sé por dónde andan.
Un saludo,
Laura
Se me olvidaba, este post va dedicado con mucho cariño a Merche García. Un abrazo muy fuerte.

6 comentarios en “Receta Buttercream Icing

  1. Hola. ¿Es preciso utilizar Crisco?. Es una margarina hidrogenada y poco saludable.
    ¡¡Gracias!!.
    Por cierto, si deshabilitas el código para mensajes, posiblemente te dejen más comentarios.
    Un saludo.

  2. Hola Many,
    En primer lugar, gracias por tu pregunta. Me anima muchísimo cada vez que recibo un mail o comentario interesándose por mis posts. De hecho, Merche, a quien va dedicada esta receta, me preguntó lo mismo hace unos días.
    Contestando a tu pregunta, no, no es preciso utilizar Crisco. Puede sustituirse por la misma cantidad de mantequilla sin problema, pero quedará más amarillo de color. Ya sé que el Crisco no es el producto más saludable del mundo, pero en nuestro caso particular, siendo mi hijo alérgico a la proteína de la leche de la vaca, utilizar mantequilla no es una opción. Si has leído algún post anterior, habrás visto que siempre recomiendo utilizar mantequilla antes que margarina y, cuando las tartas son para otros, siempre utilizo mantequilla.
    Cuando he hecho buttercream utilizando margarina exclusivamente, aunque verás muchas recetas en las que es así, en mi experiencia, la crema resultante ha estado rica de sabor pero difícil de manejar. No se endurece suficientemente ni dejando la tarta horas en la nevera.
    También hay que tener en cuenta que estas tartas que yo hago no son para consumir a diario. Son para ocasiones especiales. El volumen de crisco que nosotros cuatro podemos llegar a consumir por cabeza en un mes no creo que llegue ni a los 20 g, por lo que el hecho que apuntabas antes no me preocupa en exceso. Otro gallo cantaría si se tratara de un alimento habitual.
    Por último, excelente apunte el del código para mensajes. Deshabilitado está. Ni me había percatado de la posibilidad de deshabilitarlo.Gracias.
    Un saludo,
    Laura.

  3. Hola otra vez!
    Acabo de visitar tu blog y me parece estupendo. Mañana mismo me acerco al herbolario a ver si tienen la margarina Granovita, que aunque como ya he dicho, Crisco consumimos muy poco, sí tomamos mucha margarina.
    Gracias otra vez,
    Laura

  4. Me alegro Laura de tu visita por mi blog, y tienes razón, no es demasiada la cantidad que se usa pero para tu niño, puedes usar la margarina "no hidrogenada" cuando tengas que sustituir la mantequilla.
    Gracias a tí por tu interés.
    Un besote

  5. Hola Laura, mi niña también es alérgica a la proteina de leche de vaca y por ello estoy muy interesada en encontrar ingredientes que usar para hacerle repostería. Donde se puede comprar el Karo?? y si lo que hablais debajo de la receta es de no utilizar grisco y cambiarlo por margarina hidrogenizada, donde la puedo encontrar?? muchas gracias por tu ayuda.

  6. Hola,
    El Karo es sirope de maiz. En España se puede encontrar en tiendas especializadas de decoración de tartas o por internet.

    En cuanto al Crisco, lo que hablabamos es que, al ser una margarina hidrogenada, efectivamente es menos saludable que la mantequilla. Para este tipo de tartas es ideal porque es transparente, no altera el color. Para consumo diario utilizamos una margarina NO hidrogenada que se compra en herbolarios. De hecho, la mayoría de margarinas que se encuentran en los supermercados sí son hidrogenadas y por tanto, también menos saludables que la mantequilla o que las margarinas no hidrogenadas.

    No obstante, utilizar margarinas NO hidrogenadas para este tipo de repostería no es práctico porque, además de ser muy amarillas, no quedan completamente sólidas ni en la nevera. Además, tratándose de productos que se consumen tan poco frecuentemente, en mi opinión, no afectan a la salud. Otra cosa sería se si utilizaran a diario en sustitución del aceite de oliva, por ejemplo.

    Con esto no quiero que pienses que la margarina hidrogenada que se compra en el super, o el Crisco, sean veneno. Es como comparar una pechuga de pollo a la plancha acompañada de una ensalada con un Big Mac acompañado de patatas fritas. Si hay que elegir entre lo uno o lo otro para consumir con frecuencia, evidentemente elegiremos la pechuga con ensalada.

    Ya me he enrollado más de la cuenta. Espero haber resuelto tu duda.
    Un saludo,
    Laura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *