Tutorial Tarta Piano

Publicada en Publicada en piano cake tutorial, tutorial

Hola a todos. Llevamos varios días en la playa y ya tengo las baterías cargadas y el estresómetro ha bajado de magenta a ambar. Con tiempo de sobra, he decidido poner el blog al día, o intentarlo al menos.

Empezaré por este mini tutorial. No es un paso a paso completo porque andaba justa de tiempo cuando hice esta tarta y, como siempre, faltan pasos intermedios. No obstante, si os voy a ahorrar la parte de investigación y sí hay suficientes fotos de cómo monté la base.

Utilicé estas imágenes como base para sacar las plantillas. Con ellas recorté la base elevada sobre la que está el bizcocho y el bizcocho también. También sirvieron de guías para el interior del piano. Me llevó bastante encontrar imágenes del interior del piano así que aprovechad estas. Además, encajan casi al milímetro, lo cual facilita aún más las cosas.

 

Una vez tuve las plantillas preparadas y la base elevada recortada hice las patas. Corté unos soportes de madera y con un martillo, como para clavarlos, cree unas hendiduras en la base de la tarta que sería dónde irían pegadas. Después cubrí los soportes con fimo y les di forma de pata y al horno. No es fundamental hacerlo con fimo, también puede hacerse con fondant o pasta de goma, pero en ese caso habría que dejarlo para el final para evitar deformarlas al montar la estructura del piano. Más adelante las pintaremos de negro.

Si os fijáis en la imagen de la pata terminada veréis que uno de los extremos no está cubierto por completo de fimo, se ve la madera. Ese es el extremo que clavaremos al “suelo”. El otro extremo irá pegado a la base elevada donde estará el bizcocho.

Lo siguiente fue cubrir la base de fondant y dar textura de madera. En la imagen se ven tres agujeritos en el fondant que están encima de las tres hendiduras que hice en la base, donde encajarán las patas.

Pegaremos las patas a la base elevada con pegamento termoadhesivo. ¿Por qué termoadhesivo? Pues porque en todos los ejemplos que he visto de este tipo de estructuras es lo que se utilizaba. Primero intenté clavarlas con puntas, pero la madera se abría. Creo que el mejor método sería tanto clavar como pegar, para asegurarnos de que sea lo más estable posible. Para la próxima vez buscaré una madera que sea más resistente.

Pegaremos una pajita gruesa al centro de la base elevada, que evitará que se deslice el bizcocho. La pegué con pegamento termoadhesivo. Me preocupaba que pudiera entrar en contacto con el bizcocho por lo que lo cubrí con un poco de isomalt.

En la siguiente imagen se ve la estructura completa, incluido el cartón (que es una bandeja desechable recortada) sobre el que colocaremos el bizcocho, que también servirá de plantilla para tornearlo. Habrá que hacer un agujero en el centro de este cartón para poder introducir la pajita. Es importante acordarse de hacer el mencionado agujerito al comprobar que todo encaja, no nos vayamos a encontrar el bizcocho relleno y forrado de fondant y sin forma de colocarlo sobre nuestra estructura sin hacer un destrozo importante.

Sólo queda pintar “el suelo” simulando madera y fijar la estructura del piano. Aquí faltan un montón de pasos intermedios. Para pintarlo, disolveremos colorante en gel en una cantidad suficiente de vodka. Iremos dando capa sobre capa de esta solución hasta que consigamos el acabado que queremos. No hay que empapar el fondant porque se disolverá y perderemos “la veta”. Además hay que dejar suficiente tiempo de secado entre capa y capa para que no se pierdan los detalles. El suelo de mi tarta lleva unas seis capas de “pintura”. En la imagen se ve lo que fue la primera capa, que fue demasiado clara para mi gusto. Las siguientes capas estaban más saturadas de colorante. Lo que sí es importante es dejar que nuestra solución de vodka y colorante entre por los huecos entre las tablas de madera, para conseguir un acabado más realista.

Cuando hayamos terminado el suelo y esté completamente seco, pegaremos la estructura sobre él con pegamento termoadhesivo y encajando las patas en los huecos que hicimos al principio del proyecto. Después lo protegeremos con film o con papel de hornear para evitar que se manche mientras trabajamos sobre la tarta ya forrada.

Éste es el aspecto que tenía la estructura acabada a falta de colocar el bizcocho forrado.

Ahora os muestro el bizcocho relleno y forrado ya sobre la estructura. El borde elevado sirve para colocar la placa que será el interior del piano. De la placa de fondant no tengo imagenes, pero no tiene mucho misterio. Utilicé como guías las imágenes que hay al principio del post. Las cuerdas que yo hice son de fondant, pero estoy segura de que hubiese quedado mejor con glasa real. No utilicé glasa porque tengo el pulso que tengo y porque seguimos sin llevarnos bien la manga pastelera y yo.

Aquí tenéis la imagen del teclado en la que me fijé.

Aquí hay más imagenes que utilicé. Me costó bastante encontrarlas así que aprovechad que están todas juntas.

La tapa del piano es fondant sobre cartón porque no se secó suficientemente y me preocupaba que se rajara. Está apoyada sobre un palillo de pincho moruno pintado con colorante negro que atraviesa el bizcocho y llega hasta la base.

La partitura es papel de arroz y la música está escrita con rotulador de tinta comestible, osea que se puede comer.

 Ahora os dejo algunas fotos de la tarta acabada. Espero que este mini tutorial os haya servido.
Un saludo,
Laura

7 comentarios en “Tutorial Tarta Piano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *