Tutorial : Base decorada para Tarta Pirata

Publicada en Publicada en tutorial

Tutorial Base para Tarta Pirata

Hemos tenido ocasión de repetir esta Tarta Pirata cuyo diseño original es de Karen Keaney de Rows and Bows Cakery y aprovechando que disponíamos de algo más de tiempo, hemos realizado este pequeño tutorial. Además del proceso, hablaré un poco sobre los materiales y herramientas empleadas.

 

Material:

  • Base para tartas (o cake drum):

Cualquier base de más de medio centímetro de grosor vale. En nuestro caso, las bases que utilizamos son de porex cortadas a medida y de 3cm de grosor. El motivo por el que usamos porex es para darle esa altura extra a la tarta sin añadir peso (ni costo) innecesariamente. En nuestro caso la base medía 30cm de diámetro, que era la medida adecuada para nuestra tarta pirata.

  • Fondant Blanco:

En principio, cualquier fondant blanco sirve, cuanto más barato mejor, ya que se trata de un elemento puramente decorativo. No obstante, solemos usar fondant de la marca Satin Ice (que no es precisamente el más barato). ¿Por qué? En nuestra opinión, es el que coge mejor el color y da un acabado más delicado.

También hay que tener en cuenta que si la tarta irá también aerografiada, si se utiliza un fondant distinto, los colores pueden variar. El acabado de nuestra tarta pirata se dio con colorante en polvo negro y no se aerografió con los colores usados para la base. No obstante, elegimos Satin Ice igualmente,

  • Rodillo y alisador de fondant:

Nada que comentar

  • Colorante alimenticio para aerógrafo o en gel azul, marrón y amarillo:

Dependiendo de la intensidad que queramos conseguir, así decidimos qué usar, si colorante de aerógrafo o en gel. Para este trabajo elegimos colorante para aerógrafo ya que queríamos un azul intenso para el mar del mapa. La zona de tierra se podría haber pintado con gel pero por comodidad usamos también de aerógrafo. Hay multitud de marcas disponibles en el mercado pero no todas están aprobadas por sanidad para su consumo (aunque en otros países sí). Solemos usar las de la marca Kopykake.

  • Vodka, everclear, extracto de limón Wilton o, menos recomendable, agua:

Por norma, diluimos siempre los colorantes para aerógrafo porque suelen estar muy concentrados y es fácil “pasarse”. El único inconveniente que tiene diluir los colorantes es que se tarda un poco más al tener que dar varias capas y tener que esperar a que sequen antes de añadir la siguiente. Aún así, es preferible tardar un poco más que equivocarse y tener que empezar de cero. Solemos usar el extracto de limón de Wilton cuando la se van a pintar elementos comestibles además de los puramente decorativos porque no contiene alcohol.

  • Rotuladores de punta fina de tinta comestible en negro, azul y rojo (o Kemper Fluid Writing Tool y colorante alimenticio para aerógrafo de los mismos colores):

Sobre los rotuladores hay poco que decir pero sobre el Kemper Fluid Writing Tool hay mucho, pero mucho que comentar. Tanto es así que le he dedicado un artículo aparte (de próxima publicación). Ni que decir tiene que ésta fue la herramienta empleada.

  • Un poco más de fondant:

Lo que haya sobrado de otro trabajo o incluso de forrar la base

  • Papel de cera: 

Cada vez empleamos más a menudo el papel de cera. Hemos descubierto que en muchas situaciones resulta mucho más efectivo y útil que el de horno. También dedicaré un artícuo a este material poco conocido.

  • Crisco:

Esto es la grasa vegetal incolora e inolora que tanto se utiliza en EEUU para todo. Luego os cuento para qué se utilizó en este caso.

El Proceso:

1. Preparar el “lienzo”

Lo primero que hay que hacer es forrar la base con una capa fina de fondant blanco. Debemos conseguir el acabado más liso y de grosor más uniforme posible. Debemos dejar secar el fondant durante al menos 24h, dependiendo del fondant elegido y de las condiciones atmosféricas, puede que más.

2. Proteger la zona que no vamos a pintar: “la tierra”

Antes de empezar debemos asegurarnos de que el fondant esté los suficientemente seco como para que no lo marquemos al ejercer presión sobre él. No es necesario que esté petrificado, pero sí debe estar firme. Cualquier imperfección se verá aumentada por la pintura.

Recortamos un círculo de igual diámetro que la base sobre el papel de cera, dibujamos nuestra isla y recortamos la plantilla dejando o la tierra o el mar unidos por el centro. En nuestro ejemplo, recortamos el mar y dejamos la “isla” de una sola pieza.

Posicionamos la plantilla sobre el fondant. Para sujetarla y evitar que la pintura pase al área que pintaremos de arena  hacemos dos rollos del fondant ese que nos sobraba y los colocamos sobre los bordes del papel. El rollo estará mayoritariamente sobre el papel pero debe sobresalir ligeramente para “sellar” el extremo.

 

3. Pintamos el “mar”

Diluimos el colorante alimenticio para aerógrafo tanto como consideremos y damos una primera capa de azul. Si cuando haya secado nos parece que el color no es lo suficientemente intenso, daremos una segunda capa. Si fuera necesario daríamos una tercera o incluso una cuarta, siempre dejando que la superficie seque entre capa y capa.

Una vez se haya secado completamente la superficie, levantamos con cuidado el fondant y vemos el resultado.

 

4. Protegemos las zonas pintadas

Repetimos el segundo paso pero esta vez protegemos lo que ya hemos pintado. Hay que intentar que el rollito de fondant no toque la zona que ya se ha pintado porque absorberá parte del color. Es preferible dejar unos milímetros de separación que dejarán un borde blanco que podremos cubrir posteriormente de negro.

Para conseguir el color arena, mezclamos colorante marrón diluido con unas gotas de amarillo sin diluir. Esta es la mezcla que usamos (variando la cantidad de amarillo y haciendo una mezcla más diluida) para pan tostado como en las Tartas Hamburguesa, la Tarta Bocata de Jamón o la corteza de la pizza de la Tarta Tortugas Ninja.

 

5. Dibujamos el mapa con todos los detalles que queramos añadir

Aquí se puede ser tan creativo como se quiera. En nuestro caso se añadieron montañas, palmeras, naves, los puntos cardinales y rutas marítimas y terrestres.

Se utilizó rotulador azul para las rutas marítimas y rojo y negro para las terrestres. Los bordes del mapa se pintaron todos con rotulador negro.

Para los detalles, utilizamos la herramienta de Kemper que he mencionado antes.

Base Tarta Pirata

 

6. “Enceramos” nuestro mapa, la base para la tarta pirata está casi lista

El último paso será proteger nuestra creación. Para ello, una vez esté todo completamente seco, daremos una capa muy fina de crisco. Da un efecto de encerado e intensifica los colores, parecido al barniz sobre acuarela o carboncillo.

Tarta Pirata

Aunque este paso no es imprescindible, además de dar un acabado más elaborado, protegerá la base de la humedad y evitará que la pintura se corra. ¡Ojo! Esta capa de crisco ayuda a proteger lo pintado pero no impermiabiliza ni mucho menos la base, no es un barniz, es una ayuda nada más.

Nuestra base ya está lista para que coloquemos nuestra tarta pirata encima,

Tarta Pirata

 

Tarta Pirata

 

Más usos para la base “Tarta Pirata”

Después de tanto trabajo, ¿qué más se puede hacer con esta base?

No se nos ocurrió en el momento pero hubiese quedado genial haber hecho la base más grande, de 40 o 45cm de diámetro, y que se hubiesen podido presentar algunos de los cupcakes de la mesa dulce sobre ella. En caso de sólo hacer cupcakes, decorar así la base en que se presentan creará un gran efecto.

Combo Tarta Pirata

 

También nos servirá como base para otros diseños, como podría ser el caso de la tarta Barco Pirata Infantil o la tarta Piratas del Caribe : la Perla Negra.

Tarta PirataTarta Pirata

 

 

 

 

Valoración
no rating based on 0 votes